domingo, diciembre 16, 2007

Una despedida tardía

Cuando me fuí a estudiar a Francia en 2003, llegué con mi tía Queta, a quien no veía desde hace como 20 años. Y muy buena onda me recibió, y me trató como un hijo. El plan era quedarme unos día en su casa en Evreux en lo que encontraba un casa de huéspedes para quedarme o algo así.

Total que no encontré y mi tía me ofreció su casa. A pesar de que Evreux me quedaba a una hora de París y que tomar el tren era caro, bastante caro, me quedé bien a gusto con la tía Queta. Así pude conocerla mejor. Me dí cuenta de que no había tenido una vida fácil. En primera nació hace 70 años en EU, lejos de nuestra familia y de Oaxaca. Su mamá pues no era muy buena madre, se divorció y casó varias veces olvidándose de sus hijos. Luego mi tía se fue a trabajar a Francia, en una base militar. Allí conoció a un franchute, se casó, y tuvo a mis dos primos. Él resultó no ser buen esposo ni buen padre, era golpeador e infiel, una fichita. Así que le dejó y tuvo que sacar adelante a mis primos. Ellos crecieron y eventualmente se fueron a vivir lejos. Mi tía ya no se volvió a casar ni nada para cuidar de los niños y desde entonces vivió solita en Evreux.

Yo me quedé sólo un mes con ella, y aunque ella era seria y estricta, luego se desataba y podía uno platicar horas y horas sobre cualquier tema. Le gustaba ver la tele, conocía a todos los de Star Academy. Casi todas las veces me preparaba un desayuno, aunque yo no se lo pedía, antes de irme a la escuela. Y siempre hacía una cena, a veces cocinaba comida mexicana con lo poco que se podía conseguir allí, yo le decía que era mi "mamá de Europa". Mis primos se habían disgustado entre sí y no se hablaban más, y casi no iban a ver a la tía. A veces paseábamos por Evreux, cuando veía a una pareja de viejitos juntos decía que eso era lo que siempre quiso, estar con alguien más. Al mes yo partí a Madrid, le hablaba seguido, regresé solo un par de veces a verla en 2004. Cuando me regresé a México hablábamos, aunque no tan seguido. Como que poco a poco fuí perdiendo la costumbre. pero jamás dejé de quererla.

El lunes me enteré que tía Queta murió. Tranquilamente, mientras dormía. Falla del corazón. Mi primo nos habló para avisar. Pero lo peor fue que eso ocurrió a mediados de junio. Ellos se enteraron dos días después de su muerte y luego la llevaron a EU. Tía estuvo sola los últimos días así como varios años de su vida. Yo, estúpidamente, creí que estaba de viaje en Europa, o con sus hijos. Y es eso lo que no me puedo sacar de la cabeza, que no me pude despedir y que la dejé olvidada. Justo en esos días de junio yo estaba con Gabi en Chetumal. Y espero me perdone mis descuidos, y que en sus últimos días no haya pensado que dejé de quererle o de pensar en ella. Pero eso no lo puedo saber ni me lo puedo perdonar. Para mi consuelo, después de años de enojo; mis primos se habían contentado, viven juntos y pasaron más tiempo con la tía antes de que falleciera, entonces quiero pensar que estuvo contenta y bien. Descansa en paz tíita.

4 comentarios:

Gwen dijo...

Mala onda, a veces cuando ando de mal humor en mi casa despues me da la cruda moral, me siento mal por andar de sangrona con mis papas o mis hermanos, pienso que algun dia de repente se me van a ir y me voy a lamentar por mi comportamiento.

El tiempo, los pendientes, las ocupaciones te van comiendo y no te das el espacio para disfrutar de los tuyos.

Tu tia esta ahora en un mejor lugar.

( pd. ya viste hanibal? quiero saber si te gusto, mi mas o menos)

Raquel dijo...

ah mi Hermanito. Entiendo perfectamente tus pensamientos. Y lo siento de nuevo por tal mal momento.
Pero a veces no puedes esperarte tal tragedia y siempre piensas k tendras el tiempo de decirle a alguien lo k experimentas. Y es humano, nada mas porque no podemos controlar esos eventos, esas tragedias.Nunca sospechamos el no poder decirselas antes de que suceda eso.
No te preocupes Marco que ella siempre supo cuanto el querias.A veces ni hace falta hablar sino vivir, compartir.
Cuidate mucho

Liz dijo...

Yo creeo que tu tía sabía perfectamente el cariño que le tenías y afortunadamente con quien se tenía que reconciliar lo hizo antes de fallecer.
Ella seguro ahora está muy tranquila descansando en el cielo.

Te mando un abrazo!

marco_099 dijo...

Gwen: Hola Gwen, mil gracias por escribir. Sí a veces se nos va la onda, pero a veces no hay forma de reparar esos descuidos.

No, no he visto Hannibal, te refieres a "El Origen del Mal" verdad? Mis amigos quela han visto les ha gustado aunque ha tenido muy mala crítica en los medios. En el tomatómetro tiene 15% de aprobación. Sí quiero verla, soy fan de Dragon Rojo y el Silencio de los inocentes aunque Hanníbal la tercera o me gustó mucho la verdad, luego la comento.
Saludos pequeña.

Irmá: Buu irmá, gracias por tus palabras. Sí, tienes razón, lo importante es vivir y compartir, pero todavia me siento medio de la shit. Tu tambien cuidate mucho svp.
bss.

Liz: Si, pues gracias tambien por escribir. Sí, eso es lo q me consuela más, q ya estaba más tranquila. Un abrazo tambien Liz!