jueves, diciembre 22, 2005

Europa04: Sol de Otoño

Chin, ya me atrasé cañon, bueno seguiré escribiendo... de mientras me preparo para Navidad, supuestamente no vamos a tener vacaciones, pero espero poder escaparme a Quahunáhuac aunque sea, tal vez por última vez. De momento Presidente Fox critica por primera vez y abiertamente al congreso estadounidense, por el Muro de la Verguenza, creo que hace bien y en ello tiene que haber un bloque político que incluyan a Latinoamérica (o cómo dicen los gringos "Las Américas" ¡que bobo se oye!). Me queda claro que lo que realmente significa U.S. para los republicanos estadounidenses es simplemente US (nosotros) y nadie más...

*********************************************************

9 al 12 de Septiembre.

Así que ese día salimos Margarita, Maria Rosa, Alex y yo. La pasamos chido. Recorrimos el Jardín de Luxemburgo de cabo a rabo. En esos días aún era posible sentarse en las extensas jardineras del parque con los estudiantes de las escuelas de alrededor. Aunque fríos, los días aún dejaban caer sus cálidos rayos solares por doquier y el atardecer otoñal volvía los edificios de encaje; dorados, y las tradicionales chimeneas galas; brillantes e hipnotizantes (que cursi). Alex se tuvo que ir, así que nosotros 3 nos fuimos a caminar y esperar a otra amiga de Margarita que llegaría a Centro Pompidou (urrrg). Así que llegamos al lugar y allí conocí a Inma (diminutivo de Inmaculada Concepción… ¡que extraño nombre!) una Valenciana simpatiquísima de cabellos largos y tan rubios que parecían blancos. Ella tenía un dulce que le pintaba los dientes de rojo, así que mi primera impresión fue de total desconcierto. Para mi desgracia Inma quería ver el Museo de Arte Moderno que está adentro de Centro Pompidou. Para ahorrar tiempo puedo decir que es horrible, es el museo más feo con la exposición más horrenda que vi, el arte experimental nunca me gustó. Y caro. Si van, no entren a ese fucking museo. Pero los 4 las pasamos poca madre criticando el arte. Otra cosa mala era que mis amigas tenían copain, su noviecito, que las esperaba en Italia (malditos italianos!).


Tuvimos que retirarnos tempranito y yo regresé a Evreux para merendar con mi santa tía que se esmeraba plácidamente con la cena en el oscuro depa de largas persianas. Nunca me acostumbré a la tradición de cerrar persianas antes del anochecer. De todas maneras en Normandía no hay mucho que ver y sus eternas nubes grises desanimaban la caminata. El siguiente día iba a ser especial, mucho.

Clase de Fonética. El laboratorio era perturbador, se trataba de leer páginas en cubículos individuales con audífonos, grabando y repitiendo nuestra lectura. No sé cómo, la maestra podía escuchar a cada uno de nosotros. Así que en un momento dado, me hablaba a travéz del audífono y me corregía. Ecoutez et repeté, escuche y repita, se graba y me escucho a mí mismo, la maestra me dice qué esta bien y qué esta mal y voilá. Male y Fer se la pasaban echando desmadre, franchement era muy inapropiado e irrespetuoso.

Después de la clase de gramática salí muy emocionado, me despedí de todos rápidamente bye, besos, au revoir, salut, sayonara, arrivederci. Y a la salida estaba ella, pequeño sol, sonriente, sentada en una banquita de la acera, y yo nunca me había sentido tan aliviado de ver una cara familiar, fue uno de los mejores días de ése año, era ¡Mapisaze!,¡sí!, mi querida comadre del Itam estaba en el curso de civilization también pero en otra clase ¡que agradecido y feliz estaba de verla!

Así que nos fuimos a comadrear a Campos Elíseos. Caminamos como mártires. Estando por el arco del triunfo, una mujer china nos llamó.. psst psst… en un pésimo inglés nos pidió que le compráramos unas bolsas carísimas en la tienda Louis Vuitton, porque por su nacionalidad (según ella), no la dejaban. Me quedé estúpidamente viendo a Mapi sin saber que decir, dudamos y dijimos que sí. Para ello nos dio 900 euros así como así e ingenuamente nos metimos a la tienda. Mapi hasta la fecha dice que fui yo el guey (que linda), yo creo que fuimos los dos, pero estando adentro nos entró miedo ¿Qué tal si el dinero era falso? ¿y si era un chanchullo? Fácilmente hubiéramos podido escapar con el dinero, ¿o no?, y como las filas para pagar eran larguísimas; salimos y le dimos a la vieja su lana, lo contó y nosotros nos fuimos nerviosos.

Le echamos un ojo al Arco del Triunfo. Napoleón le dijo a sus tropas “cuando regreséis de la guerra, entraréis por una puerta triunfal” lo cumplió ¡y de qué forma! El Arco es igual o más espectacular a como lo recordaba, le tomé fotos a todo lo que pude. Los incontables bloques de roseta que adornan el interior del arco como las del Museo D´Orsay. Las esculturas que representan las victorias de Bonaparte. Y en el centro de ello la Tumba del Soldado Desconocido y la Flama Eterna. Vergonzosamente famosa para nos porque un aficionado mexinaco la apagó con agua de riñón durante el Mundial de Fútbol (que pend***).


Metro Trocadero. Salimos de la estación, no podía creer que había esperado tantos días para ir a verlo. Aunque Trocadero estaba en reparación, la parte más alta del monumento de 115 años de edad se puede ver desde varios Km. de lejos, pero cuando se llega al mirador donde se arremolinan todos los turistas para sacarle fotos, la vista es de poca mad**. Esta es una foto que le tomé varios meses después…


Pasando las fuentes luego hay que atravesar el Sena, después esta la Torre Eiffel. Muy chistoso, fue como volver a ver a un amigo que no veía hace 20 años. La poderosa mole de color terroso tiene 4 gigantescas patas por donde sube la gente, cada lado de la base mide 125 mtrs. Y de altura 325. Todo alrededor de la base del primer piso hay 72 nombres que resulta son de científicos famosos. La entrada costaba 10.25 euros para los dos primeros niveles, y para trepar a la punta unos 4 más. No subimos pero nos quedamos un buen rato, con mi superamiga y salvadora Mapi no podía ser mejor. Prometimos volver un día con un buen queso y una botella de vino y aún estoy esperando (Que poca).

Cuando nos despedimos no quería perderle de vista en su partida por los andenes del tren, pero bueno, luego nos veríamos muchas veces.

Clase de Fonética. A la mitad de la clase tuve que practicar la graciosa huida. La cena anterior de mole y quesadillas que tiernamente me había preparado mi tía reclamaba venganza así que corrí al baño. La maestra muy linda mandó a alguien para preguntar si estaba bien (bien madreado). Después de aplicarle un rijoso concierto a la Sorbonne estaba como nuevo. Que vergüencita.

Platicando con mi amigo de Monterrey (?) me enteré que iba a ver una fiesta mexicana en la Embajada de México para el 15. Los boletos se podían apartar en el restaurante Latino por St. Germain. Así que mi sidekick Mapi y yo fuimos luego a hacernos de un par y otro más para María Constanza es la amiga Colombiana de Mapi, y super buena onda y bonita. Cómo luego se nos hizo costumbre íbamos a comer a Port Royal, comida barata, llenadora aunque media rancia para estudiantes. Mi papá solía comer allí también.

Ése viernes me llevé mis cosas para pasar la noche en el hostal en París. Yo de idiota me llevé la laptop pa chambear y a las dos horas ya la quería echar a un bote de basura, cómo pesaba la porquería. Alli en el CISP conocí a Cons y es la niña más chistosa, se ríe todo. En la noche nos fuimos los 3 a Campos Eliseos a un antro que se llama La Latina, bien fresa pero chida, y cara. Así que estuvimos de desmadre hasta bien tarde. Cons es Colombiana y baila entre hot y raro, lo malo es que tenía su novio franchute (malditos franchutes!).

Al otro día conocí a Felipe y a otro mexicano, unos niños bien… bien cagados. Entonces nos fuimos todos a Montmarte, aquel barrio lleno de restaurantes, simpáticas callecitas y pintores wannabes (como los de la pza. de San Ángel) pero tengo que reconocer que había cuadros super chidos y originales, unos muy chidos eran aquellos que tenían altorrelieve: los personaje que salían del cuadro, eran pinturas con pequeñas esculturitas de payasos haciendo cosas, colgados de postes o X, y el contraste con el fondo increíblemente bien hechos. También los hay como impresionistas, a lápiz, o acuarelados, de todo lo imaginable. Montmarte, es un monte que sobresale de la ciudad, y en la punta del cerro esta una iglesia blanca de estilo bizantino que es Sacre Coeur, Sagrado Corazón, con sus tres cúpulas en forma de caguama es un buen ejemplo de la arquitectura post-imperio romano y anterior al medioevo.

5 comentarios:

Liz dijo...

Que buenas anécdotas!!

Te deseo unas bonitas fiestas decembrinas, diviértete mucho. Y espero que el 2006 sea un excelente año.

Un abrazo

Saffog Tochtli dijo...

Sr. Chango Chilango que disfrutéis el 2006 venidero una pinta a v. salud.

marco_099 dijo...

Liz! Gracias, tu tambien te la pasas increíble. Feliz Año.

Mr. Gufas: Lo mismo para vos. Pasdla de mil maravillas!!!

RAROU dijo...

Marco...¿Cuántos siglos voy a tener ke esperar para llegar a los episodios más inolvidables, impactantes de nuestra aventura en MADRID???????? Creo ke todavia tengo el tiempo de casarme, tener 3 hijos..... ay no verdad!
FELIX NATAL!!!!!!!!!!

marco_099 dijo...

Menina; me falta un chorro pero lo escribirè vale?
Feliz año nuevo tambien, irmà, les deseo lo mejor!!
Bss.