martes, noviembre 04, 2008

Nación de luto

Juan Camilo era bajito, delgado delgado, y de ojos azules, a veces no leía bien porque no le gustaba usar lentes, para que se vieran bien sus ojos. De 37 años, buena onda y tenía 3 niños de 3, 6 y 9 años.

Hoy acompañaba a mi cuñada a recoger a mi sobrinito, pasamos sobre periférico por el puente de Palmas, íbamos a la carrera porque la guardería cierra a las 7. Había mucho tráfico porque a esa hora salen del trabajo cientos de personas que trabajan en los edificios de alrededor.

20 minutos más tarde, un avión perteneciente a Secretaría de Gobernación cayó sobre la calle atestada de coches y de gente que caminaba a casa. La nave explotó y destruyó varios metros a la redonda. Una hora más tarde se confirmó la muerte de Juan Camilo, titular de la Secretaría de Gobernación, que equivale a ministro del interior en Europa, o a Vicepresidente en EU. Viajaban a bordo tambien el titular de seguridad federal y otros miembros del equipo del Secretario. Tambien muchas personas salieron heridas en tierra.

Creo que sería bueno saber que se trata de un accidente, porque de ser un atentado de las mafia, sería una gran golpe para el país, sería un golpe al estado y a las personas que trabajan y se esfuerzan por llevar una vida honrada. De mientras hay que estar de luto por las personas que viven y mueren por el país, desde los soldados, policías, bomberos y todos los que honestamente dan todo de sí por la patria.

3 comentarios:

Raquel dijo...

Hola mi chango peludoo!!
Llegué hace poco de Madrid...
Espero que estes bien...
BESINES chikillo
CUIDate

Luthien dijo...

Mmmm ps si fue accidente, no? jaja la verdad es que yo no estoy de luto y soy de esta nación mmmm pero Mouriño psss ni paper no me alegra su muerte solo que más bien me da igual... super raterísimo el wey, pss político al fin, no? yo estoy más bien de luto desde que quieren vender pemetssss jaja

FeR dijo...

La verdad es muy triste lo que paso y mas aun las personas que perdieron la vida sin deberla , ni temerla sea lo que sea que Dios tenga en su gloria a los que ahi dejaron su vida! , saludos!